La SEP, Josefina Vázquez Mota y la obesidad infantil

El 2006 fue uno de los años más polémicos para México, el cual estuvo caracterizado por el triunfo de Felipe Calderón como presidente de la república. Su gobierno, que fue calificado como violento, no sólo ocasionó la muerte de miles de personas durante su guerra contra el narco, sino que también tuvo deficientes avances en materia de salud y educación, siendo Josefina Vázquez Mota una de las piezas clave en los primeros tres años de su gobierno como titular de la Secretaría de Educación Pública.
 
Así, la actual candidata a la gubernatura del Estado de México, llegó al cargo en medio de una crisis de obesidad infantil y de acuerdo con el Instituto Nacional de  Seguridad Pública (INSP), estaba originada por el consumo de alimentos con grandes cantidades de azúcar y poco valor nutrimental en escuelas públicas. Bajo esta situación, la nueva titular de la SEP debía enfrentar la problemática cuyo origen estaba en el sector educativo, y su única salida era prohibir la venta de estos alimentos. 
 
Sin embargo, Vázquez Mota decidió mantenerlos al alcance de los niños y en su lugar, firmó convenios con Pepsi y Coca-Cola para llevar campañas de “concientización” sobre una vida saludable; acción que justificaba con el argumento de que los infantes podrían decidir entre ambas opciones. A consecuencia de ello, organizaciones de la sociedad civil e instituciones preocupadas por el tema, llevaron a cabo foros de consulta con el objetivo de echar para atrás su decisión, obteniendo resultados negativos.
 
En el 2009, Josefina renuncia a la Secretaría de Educación Pública a cambio de un curul en la Cámara de Diputados, dejando a la mitad el plan que había ideado para combatir la obesidad infantil. Por lo que, en este momento es importante reflexionar sobre las acciones de la albiazul, ya que si no fue capaz de combatir una problemática de salud, no podrá dar solución a demandas más complejas como empleo y seguridad.