La mamá de las Garnachians

24 de abril del 2017

No hay nada más feo que saber que se acabó el fin de semana y debes regresar a tus actividades, excepto encontrarte a Josefina Vázquez Mota “corriendo” por los parques de la entidad sin un gramo de maquillaje, eso si es verdaderamente terrible, y es que para generar empatía entre los mexiquenses es lo que su equipo de campaña le ordena hacer; durante esta tercer semana la vimos un poquito más “movida”.

Visitando unos cuantos municipios y rodeada de grandes escándalos fue como transcurrieron estos días de proselitismo, gracias a los cuales, nos dimos cuenta que Vázquez Mota es madre, luchona, corredora, obrera, luchadora, agricultora, ladrona, corrupta, una mujer llena de cualidades; pues estas fueron de las cosas que hizo para “sentirse del pueblo” y continuar engañando a los pocos mexiquenses que creen en ella.

Lo más destacado de esta semana, fue la visita a la casa de Javier Duarte, en donde, se proclamó en contra de la corrupción, vaya contradicción, pues seguimos esperando nos aclare el uso de los más de mil millones que recibió para su fundación; otra prueba fue su 3de3, la cual presentó destacando que es una mujer millonaria, llena de lujos, casas, autos cuentas bancarias y un sinfín de pertenecías.

Acompañada de Doña Margara, para obtener un poco más de votos, realizó algunos mítines, entre ellos el de Texcoco, en donde como un verdadera mujer sin educación, se fue en contra de Delfina, la volvió a nombrar títere, ladrona y mentirosa, ¿no se habrá mordido la lengua?
 
Entre dimes y diretes trascurrió la semana, para que al final sacarán a la luz los viajes ostentosos, cirugías y lujos que La Mota les da a sus hijas, y todo gracias a los impuestos y dinero que los mexiquenses y mexicanos han trabajado, definitivamente, nadie sabe para quién Garnachians trabaja.